jueves, 25 de diciembre de 2014

Y ponte a la cola

Todo mundo quiere hacer cosas en esta vida, ideas que pasan de un papel a la realidad. ¿Quedarse quieto y esperar a que las cosas lleguen por sí solas o despegar el culo del sofá y perseguir tu objetivo?



_______________________________________

  Si quieres leer la primera parte de esta entrada, pincha aquí
_______________________________________

Que las cosas lleguen por si solas es algo muy bonito. Cuánto mejor es que la recompensa venga por sí misma, que alguien, con el paso del tiempo y del trabajo bien hecho, reconozca tu esfuerzo. Tan bonito como irreal. Eso sólo les pasa a unos pocos afortunados, y últimamente ya ni eso.


"Coje ticket y ponte a la cola"


Porque gente dispuesta a no hacer nada hay mucha. De hecho, hay más que mucha, hay demasiada. Pero sigue habiendo gente que está ahí, que lucha por sus intereses. Que muchas veces lo único que quiere es aprovecharse, y es por eso que no te puedes relajar. Cada uno ha de venderse como realmente es, sin importarle lo que los demás piensen de el. Una de las pocas cosas que siempre podrás conservar eres tú mismo. Tu forma de ser, de pensar y de actuar. Y solo cuando haces algo realmente convencido de que es lo que te gusta puedes convencer a los demás. Solo aquello en lo que te ves trabajando toda la vida, que realmente te llena, es con lo que triunfarás.




¿Por qué las grandes empresas están siempre con nuevos anuncios?¿Por qué crear nuevos contenidos con una gran variedad es tan importante? Porque la gente se aburre. Porque nosotros nos aburrimos. Porque yo me aburro. Porque la monotonía, a pesar de ayudarte a estar centrado, a tener unos horarios y cierta constancia, aburre. Y nadie quiere perder su preciado tiempo en algo aburrido ¿O vosotros sí?

Sin embargo, el concepto aburrido es muy subjetivo. Algo que a ti te resulta lo más divertido del mundo, a otra persona le puede parecer un auténtico aburrimiento. Puede, entonces, que sólo se trate de encontrar tu público. Alguien que se identifique contigo, y que disfrute al menos tanto de lo que haces como tu disfrutas haciéndolo. Alguien que, al fin y al cabo, te entienda, por muy difícil que suene.

Un amigo más.



Toma la iniciativa.




COMPARTIR EN REDES SOCIALES

No hay comentarios:

Publicar un comentario