viernes, 26 de septiembre de 2014

Amigos

¿Qué sería de nuestra vida si no tuviéramos a nadie con el que compartir los buenos momentos?¿Qué pasaría si nos lleváramos mal con todo el mundo?¿Cuántos momentos de risas y de diversión nos perderíamos sin nuestros amigos? Nuestra vida no sería igual.

Dicen que la confianza da asco pero ¿Qué puedes esperar de alguien en quién no confías? En esto se deberían de basar todas las relaciones, ya que sólo cuando confías en una persona es cuando de verdad te puedes soltar y relajar, cuando puedes hacer cosas que en otras ocasiones no harías por el qué dirán o por ser políticamente correcto. En esos momentos puedes ser tú mismo.

Definitivamente los amigos son la familia que se elige. Todos nos confundimos y tendemos a equivocarnos, ya que familia hay mucha pero con la que realmente sientas una confianza tal como para liberarte de la presión social y saltarte las normas hay muy poca. Está claro que no vas a ponerte a hablar de tu vida privada con tu primo segundo que vive al otro lado del país y al que ves cada dos años bisiestos. Con los amigos pasa igual. Podrás saludar a doscientos, pararte a hablar a cincuenta, salir de fiesta con veinticinco pero contarle todo sólo a tres o cuatro, pocos más.

Tener buenos amigos significa pasártelo bien sin pararte a pensar si eres más alto o más bajo, más listo o más tonto. La amistad deja los prejuicios a parte, y es justamente por eso que quien tiene un amigo tiene un tesoro.

Toma la iniciativa.


COMPARTIR EN REDES SOCIALES

No hay comentarios:

Publicar un comentario